domingo, 25 de mayo de 2008

Sonrisa amarga


Sentado frente a mí, con la mirada perdida en el sucio cenicero de la mesa del bar, levantó la vista y me dedicó la sonrisa más amarga que podía haber sobre la tierra.

No se me ocurrió otra cosa que agarrar un puñado de azucarillos y tirárselos a la cara.

4 comentarios:

Alice dijo...

jajaja, me ha gustado el desenlace...
sois unos fieras de los microrrelatos, todos, a mí no se me ocurre ninguno :-(
¿puedo subir algo más largo?

Revangel dijo...

Jolín, que preguntas haces, Alice Cat... ¡sube lo que más te apetezca!¡Pero ya, que estás tardando!
Un beso para mi felina favorita.

pingüino en atacama dijo...

Ay que ver lo negada para la tecnología que soy...segunda vez que intento dar con este comentario... Ves que el nick está bien elegido. Otra vez ando más perdida que pingüino en Atacama...

acá va (de nuevo) Me gustó el juego entre la sonrisa amarga y los cubitos de azúcar. :-DDD

Y me sumo a la pregunta de Alice. No sé escribir microrelatos. ¿Hay alguna regla? ¿Qué me cuentan, cumplis?

abrazos

Luis del Gozo dijo...

Creo que voy a dejar de sonreir y me voy a pasar a la sacarina.